Biomagnetismo


El Biomagnetismo Médico

En medicina el Biomagnetismo consiste en la aplicación de imanes de una determinada polaridad ( carga + positiva  o  negativa) y de igual fuerza (Gauss) en puntos específicos del cuerpo humano formando pares (par biomagnético) con el fin de restablecer el pH (proporción de hidrogenios) y, a través de ello, privar a los agentes biológicos patógenos de su medio ambiente.

El “par biomagnético” establece resonancia  magnética  entre sí, esto es una especie de comunicación a distancia a través de electrolitos entre una zona de de pH + o ácido en que residen virus y hongos y una zona de pH – o alcalino en que viven bacterias y parásitos que conforman su polo opuesto.

Al restaurarse  a través de los imanes el nivel energético normal (NEN) del cuerpo, se elimina  la simbiosis o asociación de microorganismos patógenos existentes en las zonas más diversas del cuerpo humano que son los causantes de  la mayoría de las enfermedades crónicas. Son las distorsiones del pH las que originan disfunciones en un órgano y con ello la enfermedad. Al corregirse el pH se interrumpe la retroalimentación energética de los microorganismos patógenos, mientras que los microorganismos necesarios para el metabolismo reciben el ambiente propicio para desarrollarse.

Por el uso del “par biomagnético” el Biomagnetismo se diferencia totalmente  de la Magnetoterapia, la que sólo usa uno o más imanes que no establecen resonancia vibracional  en forma de ondas electromagnéticas entre los polos de una enfermedad. Por ello la recuperación del paciente se dificulta ya que la contraparte vibracional de un microorganismo patógeno sigue actuando sin ser obstruida.

El Biomagnetismo es una terapia complementaria o alternativa que no se contrapone a ningún otro tipo de terapia o método terapéutico. Tampoco pretende sustituir otros tratamientos o consejos de un médico autorizado.

Es una terapia diferente a las tradicionales,  sin efectos secundarios o colaterales y no es invasiva. Es una terapia simple, pero altamente efectiva a la hora de erradicar virus, hongos, bacterias y parásitos del cuerpo humano. Los imanes no son tóxicos, tampoco alteran o dañan las células o tejidos orgánicos. El paciente no requiere desvestirse y el efecto de los imanes no causa dolor ni otras sensaciones desagradables, por lo que el paciente puede relajarse tranquilamente durante la sesión.

Se sabe que Paracelso (1500) utilizó imanes con fines medicinales para curar infecciones, llagas, etc. En el siglo XIX se trató de curar la histeria con ellos. En 1970 Richard Boehringmeyer logró medir el polo magnético y es Isaac Goiz Durán en 1988 quien  empieza a desarrollar el Biomagnetismo Médico basándose en los conceptos científicos establecidos. El desarrolla el “par biomagnético” – un imán en cada polo -  y utiliza como sistema de diagnóstico y de evaluación de sus tratamientos con imanes el principio de la Respuesta Muscular Inteligente (Método kinesiológico en que se usa una pierna del propio paciente, la que se recoge o elonga según el caso). Actualmente en varios países, sobre todo en España, se están llevando a cabo estudios científicos a gran escala.

Programa Rápido de Biomagnetismo 
                                          
En el  Programa Rápido de Biomagnetismo se trabaja con constelaciones específicas de pares biomagnéticos. Ya no se colocan los imanes en los polos opuestos que se van encontrando a medida que el cuerpo va respondiendo con las piernas, sino que se trabaja con complejos o constelaciones preestablecidas que simplifican enormemente la aplicación de los imanes e intensifican su efecto, ya que actúan incluso a nivel  de aura.
El Programa Rápido de Biomagnetismo está diseñado para poder integrar el  uso de los imanes en el ámbito familiar, es un programa de fácil aplicación que reduce los costos de salud  significativamente, pudiéndose por primera vez tratar eficazmente en casa algunos padecimientos que antes siempre requerían consulta médica. Integrados los imanes al botiquín familiar son la primera opción para tratar resfríos, gripes y dolencias de diversa índole.
El Biomagnetismo actúa contra microorganismos patógenos, ya sea bacterias, virus, hongos o parásitos y, a veces, es  propicio en casos degenerativos, de inflamación o de disfunción, pues el cuerpo recupera paulatinamente su capacidad de autosanación.

El Programa Rápido de Biomagnetismo consta de tres elementos o complejos básicos que suelen llevarse a cabo en dos sesiones de corta duración. Los pares biomagnéticos se colocan en una constelación única en la que conforman un Complejo. Los imanes (16) requieren ser todos de igual potencia (3.910 Gauss). Este Programa Rápido sólo funciona con imanes entre 3.800 y 4.000 Gauss. Es en esta constelación  y esta potencia con la que se consigue el mayor provecho para la salud, pues se logra reajustar el cuerpo a sus condiciones iniciales y restablecer así el equilibrio corporal interno y externo (nivel etéreo o aura).
En resumen, se necesitan 16 imanes de neodimio,  forrados en cuero, de 3.910 Gauss.


Como los imanes tienen la capacidad de atraer hierro, obviamente hay casos en los que es preciso actuar con cautela, hay casos donde no se aplican y hay casos en los que por experiencia se sabe que no tienen efecto.

Los imanes no se colocan en los siguientes casos:
  •  Si se encuentran objetos metálicos de fierro en el cuerpo, objetos olvidados después de una operación. Esto se aclara antes de iniciar la primera sesión.  Placas de titanio no interfieren con el biomagnetismo.
  •  Si la persona tiene un marcapasos.
  •  Los imanes no se aplican en el corazón.
  •  Los imanes no se colocan en embarazadas. Normalmente los imanes no afectan al feto, pero estos tratamientos tienen que ser efectuados por personas preparadas para el caso y que sepan examinar bioenergéticamente, siendo respaldadas adicionalmente por una amplia experiencia de muchos años.
  • 5º El Biomagnetismo no tiene efecto después de una Quimioterapia.                       Recién dos meses después de la última sesión de Quimio o Radioterapia se pueden poner los imanes y contar con el efecto deseado.  
  •  Los imanes nunca se colocan en casos de emergencia. Siempre es preciso recurrir al médico inmediatamente.          

  
A la hora de poner los imanes en el cuerpo, éste debe estar libre de joyas que puedan interferir en la curación. Es preciso desprenderse de objetos metálicos, piedras preciosas; el cuarzo, en especial, puede poner en riesgo el efecto de una sesión de imanes. La ropa no interfiere con los imanes, el cuero sí, por lo que es necesario sacarse las chaquetas de este material.

Para la aplicación de los Complejos la persona a tratar debe estar acostada boca arriba con los brazos extendidos a los costados del cuerpo y las piernas extendidas y sin cruzar. Solamente el Complejo Psíquico puede ser aplicado estando la persona sentada.
Al aplicar estos complejos se pone atención al color del forro de los imanes. Siempre se pone el color hacia afuera (rojo = +, negro = ) para que esté visible a la hora de controlar su posición y su color. El efecto obviamente viene dado por el lado contrario. Para que los imanes no se salgan de su posición conviene fijarlos a su posición correcta con cinta de enmascarar o sellocinta.
Para ponerlos en la cabeza, sobre todo en personas de pelo largo, se recomienda utilizar un gorro clip desechable – como los que se usan para la preparación y manipulación de alimentos. Fuera de ello cuando  los imanes se colocan en la cara o en las manos directamente se puede colocar un rectángulo de papel (servilleta) entre medio para protegerlos y mantenerlos higiénicos y sin crema o grasa que afecte el forro.

Para las sesiones de Biomagnetismo se sugiere tener una manta a mano porque al estar acostado y no moverse, el paciente puede sentir frío rápidamente.



Complejo A

Primera sesión:

Pares del Complejo A: esta constelación de sólo ocho pares biomagnéticos  abarca más del 80% de los 258 pares aislados indicados por el Biomagnetismo Médico. La duración de la sesión no necesita ser mayor a dos minutos para incapacitar a los microorganismos patógenos a seguir reproduciéndose en el organismo y no necesita ser mayor a 20 minutos para restablecer el orden y el pH en el cuerpo físico y etéreo,  lo que implica mejores defensas y un mayor bienestar.
Las alergias siempre están en el Complejo A y requieren un tratamiento de 20 minutos porque necesitan el equilibrio del pH para su curación.
Este complejo conviene repetirlo en forma preventiva cada dos meses, en especial, en enfermos crónicos.


El complejo A consta de los siguientes pares biomagnéticos
    

PLANTA PIE    –   PLANTA PIE

NERVIO INGUINAL   –   NERVIO INGUINAL
GLÚTEO   -   GLÚTEO
RIÑÓN    -    RIÑÓN
RADIO    -    RADIO
DIAFRAGMA    –   DIAFRAGMA
SUPRAESPINOSO   –    SUPRAESPINOSO
MANDÍBULA    -    MANDÍBULA



Complejo B

La segunda sesión, por norma general, tiene lugar una semana después de la primera y consta de dos fases, la del Complejo B y la del Complejo C. Para cada una de estas constelaciones sólo se requieren tres pares biomagnéticos.

Este complejo consta de los siguientes pares biomagnéticos:
 DORSO    -    DORSO
ESTÓMAGO    -    PÁNCREAS
OCCIPITAL    -    OCCIPITAL


Los Complejos B y C comprenden los pares restantes del Biomagnetismo Médico y son esencialmente inmunológicos, es decir, por un lado inhabilitan los microorganismos patógenos (en 2 minutos) y, por otro, al equilibrar el pH en las zonas tratadas, mejoran las defensas contra futuras infecciones. No se debe olvidar el hecho que los microorganismos en el cuerpo se encuentran en diferentes fases evolutivas. Las redias, por ejemplo, en el huevo miracidio de algunos parásitos no se ven afectadas por los imanes, están muy bien protegidas y si al romper el huevo se encuentran con el pH desequilibrado pueden reproducirse fácilmente.

Necesariamente los Complejos B y C son secuenciales, es decir, se aplican uno tras otro. En ningún caso se ponen los doce imanes juntos. Si el Complejo B y C se colocan juntos, su efecto es casi nulo.

En algunos casos es imprescindible poner el Complejo B en una sesión y el Complejo C en otra aparte. Esto es importante en personas de edad, en personas enfermas o de salud muy delicada y en personas que sufren de obesidad.

También en este Complejo el impacto de los imanes no debe ser menor a 2 minutos. Para equilibrar el nivel energético del cuerpo es necesario alargar la sesión a 20 minutos, tiempo necesario para que el organismo esté en el NEN o Nivel Energético Normal, incluyendo el área psíquica.

Este complejo actúa fuertemente sobre sentimientos de culpa y de miedo, eliminándolos del cuerpo, no incluye, sin embargo, otras emociones o sentimientos negativos. Para ello habrá que aplicar el Complejo Psíquico.

Por norma general, después de poner los imanes siempre se debe revisar su posición para asegurarse de que están firmes y colocados en la posición correcta. A primera vista los Complejos son simples, pero también se prestan para confusiones, ya sea por el color o simplemente por confundir el lado derecho con el lado izquierdo de la persona. Para evitar problemas conviene tener  a mano un esquema pequeño del Complejo que se va a aplicar para auto controlarse y evitar errores. También el color de los imanes que van debajo del cuerpo tiende a confundirse. Para mayor facilidad en los esquemas integrados en este trabajo van señalados con flechas arqueadas y los que se ubican encima del cuerpo van señalados con una flecha formada por una sola línea.
La descripción exacta de la posición de los imanes en los diferentes Complejos se incluye en la Sinopsis. Al aplicar los imanes es preferible comenzar por los  que van en las extremidades, después los que van en la espalda (Complejo A) y poner al final los van en la cabeza. Estos últimos son los más propensos a soltarse con facilidad, ya sea por pelo o por cremas en la cara. Con esta sistematización también se evitan errores.
Al fijar los imanes en el cuerpo del paciente se recomienda asimismo poner atención a la propia ubicación en relación al paciente y evitar situaciones en que se le da la espalda.






Complejo C

El Complejo C también se aplica por 2 minutos para erradicar los microorganismos y por 20 minutos para equilibrar el NEN. Fuera de ello, al final de la sesión siempre es necesario cambiar el imán del Occipital derecho al Occipital izquierdo por dos minutos adicionales.




Este complejo consta de los siguientes pares biomagnéticos:

DUODENO    -    OCCIPITAL derecho (y antes de terminar el Occipital izquierdo/2 min.)
TIMO   –   PULMÓN (derecho)
ADUCTOR MENOR izquierdo   –   ADUCTOR MENOR derecho
  
El Complejo C tiene una alta capacidad de sanación en el área del pulmón, del estómago y del intestino delgado para lo que se requiere repetirlo entre una y ocho veces, según la gravedad de la patología o enfermedad, dentro de un lapso de dos meses.

Este complejo actúa fuertemente en el área de la vejiga y en el área interna de los órganos sexuales. Sin embargo, en el caso de una infección en estas zonas es imprescindible colocar el Programa Adicional  6 imanes porque los agente patógenos se pueden encontrar en las zonas externas donde no se ven afectados por los imanes. Desde allí pueden causar reinfecciones. Por ello es imprescindible poner el complemento que se detalla a continuación.


Programa Adicional 6 Imanes

Es un complemento del Complejo C y ambos se pueden colocar juntos en casos infección aguda de la vejiga o de los órganos sexuales.

PUBIS     -    PUBIS
VAGINA  o TESTÍCULO izquierdo    -   VAGINA  o TESTÍCULO derecho
GLÚTEO     -    GLÚTEO

A la hora de aplicar los imanes en los órganos sexuales se recurre a pinzas en las que se afirman ambos imanes para evitar el contacto directo entre terapeuta y paciente. Las pinzas o clips tienen que tener el ancho de dos imanes. Fijados de esta manera los imanes se colocan sobre el pubis y el otro par se afirma naturalmente entre las piernas. En este caso no se pegan con cinta de enmascarar.
Al colocar por primera vez los imanes en esta posición la duración del programa es igual a la de los demás complejos: 2 minutos para eliminar los microorganismos patógenos y 20 minutos para equilibrar el pH de la región afectada por los imanes.



Complejo Psíquico

El complejo psíquico elimina las siguientes emociones atrapadas:

·         Abandono
·         Amor no recibido
·         Amargura
·         Ansiedad
·         Autolesión
·         Asco
·         Baja autoestima
·         Confusión
·         Culpa
·         Conflicto
·         Celos
·         Desamparo
·         Demasiada alegría
·         Desesperanza
·         Desprotección
·         Desánimo
·         Depresión
·         Dado por sentado
·         Desconsuelo
·         Desprecio
·         Engaño
·         Odio
·         Pánico
·         Pérdida
·         Pena
·         Pena profunda
·         Preocupación
·         Pesar
·         Esfuerzo no recibido
·         Falta de control
·         Falta de apoyo
·         Falta de personalidad
·         Fracaso
·         Fastidio
·         Frustración
·         Horror
·         Humillación
·         Inseguridad
·         Impotencia
·         Indecisión
·         Ira
·         Inseguridad creativa
·         Indignidad
·         Lujuria
·         Llanto
·         Miedo
·         Nerviosismo
·         Nostalgia
·         Obstinación
·         Rechazo
·         Resentimiento
·         Soberbia
·         Shock
·         Terror
·         Tristeza
·         Vulnerabilidad
·         Vergüenza

Los imanes deben permanecer por 45 minutos en la posición indicada, por eso es imprescindible asegurarse de que estén firmes en la posición correcta. Se recomienda usar el gorro clip desechable, ajustado a la cabeza con cinta de enmascarar.
 Fuera de eliminar las emociones atrapadas en diferentes partes del cuerpo, el complejo psíquico elimina microorganismos que se han introducido en el cerebro y restablece el pH de éste.
En personas cuya energía es extremadamente baja (menos de 5.500 U.B.) por dormir sobre zonas geopatógenas (Malla de Hartmann, Malla de Curry, Agua, etc.), el pH de la cabeza está alterado, por lo que el complejo psíquico es imprescindible. La aplicación de este complejo también regula la frecuencia del cerebro en 7,83 Herzt.


Los Complejos como ayuda en el proceso de sanación

Sesiones posteriores
Después de haber aplicado los tres complejos por primera vez, los imanes pueden ser usados en caso de reinfecciones o para fines de sanación de órganos.
En caso de reinfecciones el tiempo necesario para cada sesión se acorta notablemente si se mantiene cierta regularidad en la aplicación de los complejos; el lapso de tiempo varía entre una semana y tres meses. Después de tres o más meses es recomendable poner los imanes como si fuera la primera sesión.
Para poder saber cuánto tiempo se necesita poner un complejo y dejar el pH equiparado es favorable saber testear o examinar bioenergéticamente, ya sea mediante un péndulo, un biotensor, el dedo pulgar contra el dedo anular o utilizando las piernas de la persona tratada con el método kinesiológico de la Respuesta Muscular Inteligente.
Si no se dispone de los conocimientos y de la experiencia necesaria, es preferible recurrir a los tiempos señalados anteriormente: 2 minutos para eliminar los microorganismos patógenos y 20 minutos para equilibrar el pH. A fin de cuentas el efecto es el mismo, sólo se podría ahorrar tiempo.

Efectos de sanación se consigue con una gran variedad de métodos. Sin embargo, en el contexto de este trabajo se recomienda utilizar los complejos A y C por 20 minutos.
                    
Complejo A:           -    defensas
-       elimina toxinas del cuerpo, generadas por patógenos
-       jugo gástrico (60%)
-       sistema nervioso central
-       restablece el NEN
-       reduce flemas
-       vértigo
Complejo C:                        -    restablece el NEN
                                   -    antidepresivo (50%)
                                   -    articulaciones codos
                                   -    bazo
                                   -    diurético
                                   -    estómago, enzimas
                                   -    reduce flatulencia
                                   -    glándulas sebáceas
                                   -    gula
                                   -    formación de insulina
-       intestinos, peristáltica (20%)
-       jugo pancreático (40%)
-       músculos brazos
-       piernas
-       previene presbicia
-       pulmón
-       pulso
-       riñones
-       timo
-       útero
-       vejiga
-       zona lumbar



Testeo bioenergético

Para poder identificar microorganismos patógenos, para saber cuál de los complejos tiene preponderancia en un momento específico, para saber cuánto tiempo es necesario aplicar los complejos después de varias sesiones, es recomendable saber testear bioenergéticamente.
Existen muchas variantes de testeo, sin embargo, para testear rápidamente y en forma individual y poco llamativa se recomienda utilizar los propios dedos de una mano. Obviamente en este tipo de testeo no interviene la persona tratada, pero es el tipo de testeo necesario para solucionar múltiples preguntas diarias y es el tipo de testeo imprescindible para avanzar rápidamente en el camino espiritual. Sabiendo testear bioenergéticamente se abrevian fases de duda e incertidumbre, se sabe rápidamente lo que es preciso hacer y  en qué forma es necesario actuar. No se pierde tiempo. Sabiendo testear se puede ayudar y orientar a otras personas que lo requieren.


Testeo con dos dedos
Utilizando el dedo pulgar contra el dedo anular, con cierta práctica, se puede testear fácilmente. Al preguntar el dedo pulgar y anular se mantienen juntos si la respuesta a la pregunta es . Por el contrario, si la respuesta es No, los dedos se desprenden fácilmente uno del otro, resbalando el pulgar en dirección al dedo cordial o medio.


Testeo con el brazo del paciente
Para asegurarse al principio de que se ha  testeado bien con los propios dedos, se puede utilizar el brazo del paciente para dar respuesta a las necesidades y afecciones del cuerpo de él. Cuando la persona está tendida boca arriba, lista para la aplicación de los imanes (v. imagen), al extender ella el brazo hacia arriba en un ángulo de 45 grados, se puede testear o examinar fácilmente.

Scott, J.; Goss K.:
Allergie und der Weg sich in wenigen Minuten davon zu befreien,
Freiburg 1997, p. 131.
Si el músculo indicador  tiene firmeza y el brazo no se deja bajar con facilidad,  la respuesta a una pregunta es . Si le brazo no presenta resistencia y se deja bajar, la respuesta a la pregunta es No. Obviamente no se trata de hacer fuerza, ni en lo más mínimo, por ninguno de los dos participantes en este examen. Sólo se mide el tono muscular o energía normal del cuerpo.

A continuación se describen detalladamente los pasos a seguir:

  • 1º La persona que se somete a pruebas se tiende.
  •  Ella extiende el brazo derecho hacia arriba en un ángulo de más o     menos 45° (ver imagen).
  • 3º El que dirige el testeo hace una prueba del estado energético de la persona empujando ligeramente el brazo extendido – a la altura de la      muñeca – hacia abajo.
  • 4º Si el brazo se presenta vigoroso se inicia el testeo preguntando.
  • 5º Si el brazo flaquea, es preciso regular el estado energético de la persona. Para ello se golpea suavemente un punto situado entre la nariz y el labio superior, justo en el centro. Cinco golpecitos bastan. Después, se controla otra vez el estado energético y se empieza con las preguntas.
  • 6º Después de cada pregunta la persona debe bajar el brazo para evitar el cansancio de éste y después de varias preguntas  seguidas se sugiere   hacer una pausa.


El saber preguntar
Para preguntar hay que estar situado en un lugar sin interferencia geopatógenas (Malla Hartmann, Malla Curry, Agua, etc.). Una alternativa para asegurarse de que no hay interferencias es situarse sobre una alfombra gruesa de lana pura y testear en ese lugar.
Las preguntas tienen que ser precisas y concisas. Como sólo pueden ser contestadas por  o No tienen que estar formuladas para admitir una de esas dos respuestas.

Ejemplos:
1. ¿Juan/a necesita el Complejo A?, ¿B?, ¿C?
           El brazo se presenta débil en A y B pero presenta mucha resistencia y    fuerza en C. Entonces lo que Juan/a necesita es C.
2. ¿Juan/a necesita el Complejo Adicional Seis Imanes?
3. ¿Juan/a necesita el Complejo Psíquico?
4. Cuando los Complejos A, B y C ya se han puesto dentro de los últimos dos o tres meses el tiempo de aplicación puede ser menos. Eso se averigua de la siguiente forma:
           ¿Él/ella necesita el Complejo C por 20 minutos? No. ¿Por 15 minutos?, No. ¿Por 10 minutos? Sí.  De esto se deduce que la aplicación tiene que ser de  más  de 10 y menos de 15 minutos.
           Entonces se sigue preguntando hasta llegar al resultado definitivo ¿Por 11 minutos? No, ¿Por 12 minutos? Sí.
Obviamente no se aprende a testear de un día para otro. Para llegar a testear bien se requiere de mucha experiencia y una práctica continua.



 Los microorganismos y su contraparte
Existen muchísimos microorganismos que pueden causar estragos en el cuerpo humano y muchas veces pueden estar alojados en diferentes partes por mucho tiempo, sin que el paciente sepa que los malestares que siente son causados por ellos.

A continuación, a modo de ejemplo, se presentan algunos microorganismos patógenos indicando la contraparte con la que están en resonancia y el lugar en el que actúan preferentemente o  la enfermedad que causan. Por experiencia, se recomienda siempre partir de la base que también se puede encontrar estos mismos microorganismos en las partes más insólitas del cuerpo humano. Cada caso es distinto a los otros, porque cada cuerpo es único y dispone de características únicas desde el nacimiento de la persona.

Microorganismos asociados                                        Trastorno

Bacteroides fragilis (b)      Coxsackie Virus                             encefalitis, menin-
                                                          o / y                                      gitis, dentadura    
                                                       Lycogala (mixomicelos/h)    hígado
                                                          o / y
                                              Áscaris (p)                                      epilepsias
                                                                                                       tumor cerebral
                                 
Candida albicans (h)        Listeria ivanovii(b)                           intestinos, boca,                                                                 
                                                       o / y                                        piel
                                              Shigella(b)                                     enteritis

Influenza(v)A, B                 Shigella(b)                                         gripe
                                                          o/y
                                              Salmonella                                      gripe

Echistosoma revol. (p)      Herpes simple 2                              hígado, intestinos
                                                                                                       alergias

Eurytrema pancreat. (p)    Epstein- Barr-Virus                         diabetes

Mycobacterium leprae (b) Zearalenone (m)                             cáncer
                                                          o
                                              Griseofulvin (m)

Stemonitis(m)                     Mycobacterium leprae                   lepra
(moho madera)

Nocardia nova (b)              Ocratoxina                                       corazón
                                                          o
                                              Influenza (v) B

Paramixovirus                    Mycobacterium                                Sarampión
                                              marinum

Salmonella                          Paramixovirus                                gastrointestinal
                                                 (Sarampión)                                    Gl. Suprarrenales
                                                                                                       vejiga

Streptococcus pyrog. (b)   Virus Papiloma humano               ataque cardiaco

Staphilococcus aureus     Epstein Barr Virus                          dientes, corazón
                                                          o
                                              Adenovirus

Strongyloides(p)                 Virus del tabaco                            jaqueca

b)  = bacteria;     (h) = hongo;         (m) = moho;         (p) =  parásito;     (v) = virus



Listado de microorganismos

Las listas de microorganismos que aparecen a continuación no son exhaustivas. Fuera de documentar la variedad existente sólo son de importancia si se requiere o desea establecer los patógenos que están alojados en el cuerpo de una persona.

Bacterias

A
1. Actinobacillus actinomycetemcomitans
2. Actinomyces gerencseriae
3. Actinomyces israelii
4. Actinomyces pyogenes
5. Arcanobacterium haemolyticum (Corynebacterium haemolyticum)

B
1. Bacillus anthracis
2. Bacillus cereus
3. Bacteroides fragilis
4. Bartonella bacilliformis
5. Bartonella quintana
6. Bordetella bronchiseptica
7. Bordetella parapertussis
8. Bordetella pertussis
9. Borrelia burgdorferi
10. Borrelia duttonii
11. Borrelia recirrentis
12. Brucella abortus
13. Brucella canis
14. Brucella melitensis
15. Brucella suis
16. Burkholderia mallei

C
1. Campylobacter fetus
2. Campylobacter jejuni
3. Cardiobacterium hominis
4. Chlamydia pneumoniae
5. Chlamydia trachomatis
6. Chlamydia psittaci
7. Clostridium botulinum
8. Clostridium perfringens
9. Clostridium tetani
10. Corynebacterium diphteriae
11. Corynebacterium minuttisimum
12. Corynebacterium pseudotuberculosis
13. Corynebacterium xerosis


D
1. Diplococcus pneumoniae


E
1. Eikenella corrodens
2. Enterobacter aerogenes
3. Enterobacter cloacae
4. Enterococcus
5. Escherichia coli
6. Erwinia amylovora
7. Erwinia caratovora

F
1. Fusobacterium necrophorum

G
1. Gardnerella vaginallis

H
1. Haemophilus influenzae
2. Helicobacter pylori
3. Histomonas maleagridis
4. Hystoplasma capsulatum

L
1. Legionella pneumophila
2. Listeria monocytogenes
3. Listeria ivanovii

M
1. Mycobacterium africanum
2. Mycobacterium avium
3. Mycobacterium intracellulare
4. Mycobacterium bovis
5. Mycobacterium chelonae
6. Mycobacterium fortuitum
7. Mycobacterium kansasii
8. Mycobacterium leprae
9. Mycobacterium malmoense
10. Mycobacterium marinum
11. Mycobacterium microti
12. Mycobacterium paratuberculosis
13. Mycobacterium scrofulaceum
14. Mycobacterium simiae
15. Mycobacterium szulgai
16. Mycobacterium tuberculosis
17. Mycobacterium ulcerans
18. Mycobacterium xenopi
19. Micoplasma caviae
20. Micoplasma hominis
21. Mycoplasma pneumoniae


N
1. Neisseria gonorrhoeae
2. Neisseria meningiditis
3. Nocardia asteroides
4. Nocardia brasiliensis
5. Nocardia farcinica
6. Nocardia nova
7. Nocardia otitidiscaviarum

P
1. Pasteurella multocida
2. Peptostreptococcus anaerobius
3. Plesiomonas shigelloides
4. Porphyromonas
5. Prevotella
6. Proteus mirabilis
7. Proteus penneri
8. Proteus vulgaris
9. Providencia alcalifaciens
10. Providencia rettgeri
11. Pseudomonas aeruginosa
12. Pseudomonas mallei
13. Pseudomonas pseudomallei


R
1. Rhodococcus equi
2. Rickettsia akari
3. Rickettsia canada
4. Rickettsia conorii
5. Rickettsia montana
6. Rickettsia typhi o mooseri
7. Rickettsia prowazekii
8. Rickettsia tsutsugamushi
9. Rochlimaea quintana

S
1. Salmonella arizonae
2. Samonella enteriditis
3. Salmonella typhimurium
4. Salmonella paratyphi
5. Salmonella typhi
6. Serpulina
7. Shigella boydii
8. Shigella dysenteriae
9. Shigella flexneri
10. Shigella sonnei
11. Spirillum serpens
12. Staphylococcus aureus
13. Streptobacillus monoliformis
14. Streptococcus mitis
15. Streptococcus pneumoniae
16. Streptococcus pyogenes
17. Streptococcus sui

T
1. Treponema pallidum
2. Treponema pertenue
3. Troglodytella abrassari

V
1. Vibri cholerae
2. Vibrio parahaemolyticus


Y
1. Yersinia enterocolitica
2. Yersinia pestis
3. Yersinia pseudotuberculosis

Wikipedia, licencia específica GFDL.
Hulda Clark, pp. 626-643.


Protozoos, helmintos planos, ascárides y otros

A
1. Amoeba
2. Ascaris lumbricoides
3. Ascaris megalocephala

B
1. Babesia bigemina

C
1. Capillaria hepática
2. Chilomastix mesnili
3. Chilomonas
4. Clonorchis sinensis

D
1. Dicrocoelium dendriticum
2. Dientamoeba fragilis
3. Dirofilaria immitis

E
1. Echistosoma revolutum
2. Enterobius vermicularis
3. Eurytrema pancreaticum

F
1. Fasciola hepática
2. Fasciolopsis-buski

G
1. Gastrothylax elongathus
2. Giardia lambia
3. Gyrodactilus

H
1. Hasstile sig. tricolor

I
1. Iodamoeba butschlii

L
1. Leishmania brasilensis
2. Leucozytozoon
3. Loa loa

M
1. Macracanthorhynchus
2. Metagonimus Yokogawai
3. Myxosoma

N
1. Naegleria fowleri

O
1. Onchocerca volvulus

P
1. Paragonimus Westermanii
2. Passalurus ambiguus
3. Plasmodium
4. Platynosonum fastosum
5. Prosthogonimus macrorchis

S
1. Sarcocystis
2. Schistosoma haematobium
3. Schistosoma mansoni
4. Stigeoclonium
5. Strongyloides

T
1. Toxoplasma
2. Trichinella spiralis
3. Trichomonas vaginalis
4. Tripanosoma rhodesiense

U
1. Urocleidus

Lombrices

1. Cysticercus fasciolaris
2. Diphyllobothhrium latum
3. Echinococcus granulosus
4. Heterophyes heterophyes
5. Hymenolepis diminuta
6. Moniezia
7. Multiceps serialis
8. Taenia pisiformis
9. Taenia solium

Micotoxinas

Hongos y moho en los alimentos causan intoxicaciones  - a veces severas –
estas micotoxicosis incluso están relacionadas muchas veces con el cáncer.

Hongos

1. Aflatoxinas
2. Candida albicans
3. Cornezuelo del centeno
4. Cytochalasin B
5. Monilia albicans
6. Mucor mocedo
7. Mucor racemosus
8. Ocratoxina
9. Sterigmatocystin
10. Zearalenon
11. Griseofulvin (antifúngico)

Moho

1. Lycogala
2. Stemonitis

Virus

1. Adenovirus
2. Borellia burgdefori
3. Coxsackie virus
4. Cytomegalievirus
5. Epstein-Barr-virus
6. Influenza A y B
7. Enterovirus, HepatitisA, B, C
8. Enterovirus Poliomielitis
9. Herpes simplex 1
10. Herpes simplex 2
11. Herpes (varicela) zoster
12. Mixovirus parotiditis, paperas
13. Orthopoxvirus, viruela
14. Paramixovirus, sarampión
15. Rhabdovirus, rabia
16. Rinovirus, catarro
17. Rubivirus, rubéola
18. Virus Ébola
19. Virus Hanta
20. Virus Papiloma humano
21. Virus sincicial respiratorio


SINOPSIS
PROGRAMA RAPIDO DE BIOMAGNETISMO
      Se requieren 16 imanes de neodimio de 3.910 Gauss forrados en cuero.
·   Se necesita cinta de enmascarar (masking tape) para afirmar los imanes en la posición correcta.
·       Además de ello, 2 pinzas de plástico del ancho de dos imanes para el Programa Adicional 6 Imanes.
·     Se sugiere disponer de gorras clip desechables para ajustar los imanes en la cabeza y no tener que pegarlos en el pelo (Complejo Psíquico).
·        Se precisa de papel protector del tamaño de los imanes para evitar el contacto directo con la piel. Se recorta de servilletas.
·         Se precisa de una manta para mantener abrigado al paciente durante la sesión.
·   Debe existir 1 semana de tiempo entre los complejos A y B + C, en personas sin enfermedades agudas o crónicas.                                                               
·      El complejo B y C se pueden hacer el mismo día, pero no al mismo tiempo.
·      El Complejo C y el Complejo Adicional 6 Imanes se aplican al mismo tiempo en caso infección urinaria o sexual.
·        En 2 minutos los microorganismos patógenos se encuentran  privados  de su medio ambiente, pero en este lapso de tiempo no se restablece el pH necesario para mejorar las defensas. La sesión de 2 minutos se puede usar para casos donde no se disponga del tiempo necesario o cuando no ha pasado una semana desde la realización de algún complejo.
·       En caso de infección los Complejos B y C se pueden  poner en bebés y niños. Sin embargo, normalmente  ellos no necesitan el complejo A. Este, por lo general, recién es necesario a partir de los 16 años.
·        Para medir la posición del imán se utilizan como medida el ancho de los dedos del paciente.
·      Para facilitar la postura de los imanes se menciona el color que va hacia afuera. Obviamente el efecto interno se da por el lado contrario del imán.


  
Posición de los imanes:

·         Planta del pie: al medio de ésta.
·     Nervio inguinal: al medio  de la ingle, es contraparte de los glúteos.
·       Radio: mitad  del antebrazo por dentro, en la continuación de la línea del pulgar.
·      Diafragma: en la línea del sostén a cuatro dedos de la línea central del cuerpo, es decir, la línea entre ombligo y garganta.
·         Supraespinoso: encima del hombro, en la mitad.
·         Mandíbula: delante del lóbulo de la oreja.
·         Glúteo: al medio.
·      Riñón: 3 dedos más arriba del ombligo por la espalda y a 4 (dedos de la persona) desde la columna vertebral a los costados.
·     Dorso: en el dorso o centro de la parte exterior de la mano izquierda y centro de la parte exterior de la mano derecha.
·        Estómago: a 4 dedos encima del ombligo.
·    Páncreas: a 3 dedos a la izquierda del estómago (en algunos casos es necesario poner en la punta del páncreas, a cinco dedos del estómago).
·        Occipital izquierdo: en la nuca, a tres dedos hacia la izquierda del centro de ella.
·       Occipital derecho: en la nuca, a tres dedos hacia la derecha del centro de ella.
·       Duodeno: 2 dedos hacia el lado derecho del ombligo y 1 dedo hacia abajo.
·       Timo: en la mitad entre las líneas de las axilas y los pezones.
·      Pulmón: lado derecho a  1 mano del hombro hacia abajo, y a 4 dedos de la columna hacia la derecha.
·        Aductor menor: al centro entre nervio inguinal y rodilla y a 4 dedos hacia el interior de la pierna.
·        Pineal: en la parte superior de la cabeza, en el centro.
·      Antecuernos: en la parte superior de la frente, debajo del comienzo de la línea del pelo y a cuatro dedos a la derecha e izquierda de la línea central de la cara.
·   Contracuernos: en la parte de atrás de la cabeza, la contraparte del antecuerno izquierdo y del antecuerno derecho.
·        Mastoides: justo detrás del lóbulo del oído derecho.


Apéndice:
·         Para cualquier tipo de consulta dirigirse a:  mariaehlen@live.com

·         Se agradece a Elizabeth Ehlen Salinas la valiosa ayuda prestada a la hora de digitalizar los
          esquemas de los Complejos y las investigaciones realizadas en Internet.

Bibliografía



Baklayan, Alan E.: Parasiten – die verborgene Ursache vieler Erkrankungen (Parásitos - la causa oculta de muchas enfermedades), München 1999.

Bravo Vargas, Rolando: Biomagnetismo Médico. Pares por Enfermedad. (Internet)

Clark, Hulda, Heilung ist möglich (La curación de todas las enfermedades), München 1997.

Goiz Durán, Isaac: El par biomagnético,  Edit. Xalastoc y Centro de Investigaciones de Biomagnetismo Médico, 1995

Scott, Jimmy; Goss Kathleen: Allergie und der Weg, sich in wenigen Minuten davon zu befreien(Alergias y el camino para liberarse de ellas en pocos minutos). Freiburg 1997.

Wikipedia (Internet)